Hace unos días comentábamos la polémica que había surgido en torno a Droid X con el sistema eFuse, que si ejecutaba un sistema operativo modificado convertía el teléfono en un ladrillo ya que lo dejaba inoperativo. Motorola ha salido al paso de estas informaciones y ha matizado el funcionamiento eFUSE sobre el smartphone.

Según ha comentado Motorola en un comunicado han asegurado que la atención primaria de la seguridad se basa en la protección de los usuarios finales y la protección de sus datos. Han querido matizar que eFUSE se encarga de proteger que el teléfono funcione con versiones actualizadas y software aprobado.

Si un dispositivo intenta arrancar con un software no aprobado, pasará a modo recuperación y puede volver a arrancarse otra se ha reinstalado un software aprobado.

Dicho de otro modo, aunque el teléfono no se convierta en un ladrillo y quede inoperativo, sólo se puede ejecutar software que haya sido probado por Motorola, lo cual cambia un poco las cosas, pero no tanto. El caso más claro de software cerrado en un dispositivo y de empresa que quieren controlar todo lo que se ejecuta en sus teléfonos es Apple, como por todos es bien sabido y criticado, pero a pesar de ello no tiene ningún sistema que impida instalar un software no autorizado. Se le puede instalar el iOS modificado (jailbreak) e incluso se le ha llegado a instalar Android.

Desde mi punto de vista si tuviera que comprar este Droid X, un sabiendo que no se convierte en dispositivo inútil, el hecho de no poder instalar el software que yo quiera y pueda, hace que descarte la compra. ¿Cómo ves la situación después de conocer la versión de Motorola?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.