El fabricante de móviles HTC ha anunciado que sus ventas han aumentado en un 60% durante el último trimestre y un 41% durante el primer semestre de 2010, mientras que durante el pasado mes vieron incrementadas sus ventas en un 67%. Todo ello gracias a la distribución de teléfonos con Android, según ha confirmado HTC en un comunicado realizado por la compañía.

Gracias a este incremento de ventas el beneficio del fabricante taiwanés ha aumentado en un 33% llegando hasta los 268 millones de dólares. Todas estas cifras hacen que se hayan superado con creces las previsiones que tenía la compañía y confirman que están realizando un buen trabajo con todos sus productos enfocados al sistema operativo de Google.

Si miramos al mercado veremos como son muchos los modelos de HTC que están en lo alto de las listas, dispositivos como Legend, Desire, Evo, HD2 o Nexus One de Google (aunque fabricado por los taiwaneses como ya sabemos) son algunos de los ejemplos o los que se vendrán durante los próximos meses como el Vision o Aria, entre algunos otros.

HTC ha sabido hacer un cambio de sentido con el software para sus dispositivos, demostrando que el software que lleve un smartphone es tan importante como el propio hardware. En la otra cara de la moneda tenemos a Nokia que se ha querido aferrar a un Symbian que hace tiempo que estaba en las últimas y ha tirado por la borda teléfonos tan interesantes como el N97 entre otras cosas que han hecho que hasta los más acérrimos de Symbian se vayan a la competencia.

Android está cogiendo cada vez más fuerza y con el sistema operativo el resto de fabricantes que se suman a usarlo, algo que se ha estado demostrando con el aumento paulatino del uso de Android frente a iPhone. Nos esperan meses muy interesantes en esta lucha de los smartphones.