Me parece que ha sido oficialmente el rumor más corto de la historia, esta mañana nuestros compañeros de Bitelia comentaban cómo Google estaría probando una nueva interfaz rediseñada y mejorada para la búsqueda de imágenes. Apenas unas horas más tarde, en una evento para la prensa celebrado en Mountain View, la compañía ha presentado el profundo lavado de cara que le han hecho a su buscador de imágenes.

Lo que más llama la atención a simple vista es la nueva disposición de los elementos mostrados, que se intercalan unos con otros, como en un muro de ladrillos ahorrando espacio y mostrando más imágenes por página. Todavía no sé si me acaba de gustar mucho este nuevo modelo, porque aunque sí es cierto que aparecen más elementos lo veo todo quizá demasiado compacto, demasiado apretado, supongo que será cuestión de probarlo y acostumbrarse al cambio.

El cambio ya es efectivo pero tiene que propagarse por los servidores y todavía no está disponible para todo el mundo. Además del tamaño, cuando pasemos el ratón por encima la imagen se mostrará más grande y como puede verse más abajo, al hacer clic en una imagen para dirigirnos a la página de la que procede también ha cambiado el modo en el que se muestran las imágenes, no en el clásico recuadro que aparecía arriba y justo debajo la página.

Eso es en cuanto al rediseño estético, que falta le hacía. Google también ha anunciado una nueva funcionalidad de AdWords en el que los anunciantes podrán acompañar el anuncio con una imagen contextualizada según la búsqueda del usuario, como hasta ahora sucedía con texto pero aplicándolo a las imágenes. Este nuevo tipo de anuncios se integrará con los resultados de la propia búsqueda en la parte superior ¿Qué os parece el nuevo rediseño? ¿Soy el único que piensa que ahora es un poco sobrecargado?

👇 Más en Hipertextual