S3 Spyder Arctic

S3 Spyder Arctic

Hace un tiempo Carlos nos contaba que si queremos sentirnos un caballero Jedi, ya podíamos comprarnos nuestros propio sable láser. Bueno, resulta que al enterarse a George Lucas no le gustó nada que estos lásers sean tan parecidos a los suyos, entonces intimó a la compañía que los fabrica a cambiar su diseño, o de lo contrario prepararse para una batalla legal.

Wicked Lasers recibió una carta de Lucasfilm Ltd. diciendo que “es aparente desde el diseño del láser Pro Arctic que la intención fue parecerse a las empuñaduras de nuestros sables láser, que están protegidos por copyright”, el CEO de la compañía de lásers dice que Lucas exagera, que decir que su Spyder III parece un sable láser es ridículo y que nunca usarían una comparación semejante con Star Wars o los sables de luz.

El tema es que sable en cuestión, además de parecerse a la espada de Luke (vamos chicos...¡es igual!) es bastante peligroso, porque puede quemarte la piel o hasta dejarte ciego, y esto es lo que a Lucasfilm le preocupa que asocien con su imagen y su marca. Aunque podríamos especular que tampoco les gusta nada que se esté haciendo dinero “en nombre de los Jedi”. Sobre lo riesgos que presenta el sable láser, la empresa de Hong Kong ya ha hecho algunas modificaciones a partir de las preocupaciones sobre su seguridad (regulación de potencia, una lente “de entrenamiento”, entre otras) para prevenir los posibles peligros de su uso. Pero en cuanto al diseño, no han cambiado nada y no piensan hacerlo, por lo que seguramente la demanda finalmente se pondrá en marcha.

A ver, si hay alguien tan estúpido por ahí que se pretende comprar este instrumento para jugar a luchar contra Darth Vader, esa es una persona con problemas, y no creo que sea responsabilidad del fabricante, que para ser claro promociona su producto como lo que es: “el láser portátil más peligroso jamás creado”, y que requiere papeleo similar al necesario para portar un arma. Veremos qué pasa con esto porque...¡Cuidado! si Lucas no es exitoso en su demanda, y tiene que pagar altas sumas a sus abogados y algún tipo de resarcimiento a los fabricantes de lásers, ya sabemos cuál es su forma favorita de generar más dinero luego: arruinar las cosas que amamos.

Vía: Daily Tech

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.