Hacía algunos días que no hablábamos de los problemas del iPhone 4 con la cobertura, pero ya tenemos una nueva entrega de esta novela y la trae Consumer Reports, una publicación especializada en analizar productos con el fin de dar al consumidor la mejor visión para realizar una compra inteligente. Después de diversas pruebas realizadas por sus ingenieros han llegado a la conclusión que no pueden recomendar la compra del iPhone 4 por sus problemas de cobertura. En sus pruebas han concluido lo mismo que ya se sabía de hace semanas, si se toca el teléfono en su parte inferior izquierda la recepción de la señal se puede ver afectada de manera significativa si estamos en una zona en la que no haya buena cobertura.

Desde Consumer Reports ponen en duda las palabras de Apple, que recordemos que hace unos días que los problemas de cobertura venían por un error en el software de cálculo de la cobertura. También señala que no se puede culpar a AT&T de los problemas reportados por los usuarios.

Además ofrecen a los usuarios una forma algo artesanal de solucionar este problema y no es otra que colocar una tira de cinta adhesiva (o cualquier otro material que no sea conductor) en la parte inferior izquierda del dispositivo, algo que según comentan podría solucionar estos problemas a pesar de no ser una solución demasiado estilosa. Destacan que este es el único inconveniente que se han encontrado con el iPhone 4 y una vez solucionado este problema recomendarían su compra, mientras esta solución llega, continúan recomendando la compra de un iPhone 3GS.

En Apple no les ha gustado demasiado el informe realizado por Consumer Reports, tanto que están borrando de sus foros todas las referencias a este estudio ya sean positivas o negativas, una postura un tanto desaliñada de la compañía que sigue empeñada en desviar la atención y negar los graves problemas del su último teléfono con la cobertura. Si realmente todo se soluciona con una simple cinta adhesiva me pregunto porque desde Apple no han tomado una postura más honrada, admitiendo el error, dando bumpers a los afectados y solucionando el problema en la siguiente tirada del teléfono.

Apple está jugando mucho con fuego, puede que no quieran admitir ese error y regalar bumpers por las gran cantidad de reclamaciones que tendría. Pero si llega el momento que el iPhone 4 se comience a vender en el resto de países y los problemas de cobertura también estén presentes, las reclamaciones que tendrán todavía serán mucho mayores. Aunque seguramente ellos confían en que los dispositivos que lleguen a los nuevos mercados no sufran este problema.

Via: AppleWeblog