Happy Apple

Ayer Apple anunció sus ganancias para el tercer cuarto del año fiscal. Y sí, ganaron muchísimos dólares: 15.7 mil millones, un aumento del 78% sobre el cuarto anterior. Las estrellas del período fueron el iPad (3,27 millones facturados) las Macs (3,5 millones de dispositivos vendidos) que batieron nuevo récord, y el iPhone (aumento del 61% en su demanda).

Antes que salten los haters: sí, estos números son de antes del temita del “antennagate, ya que el cuarto cerró dos días después del lanzamiento del iPhone 4, plazo en que se agotó, y por el cual –tormenta mediática aparte- Apple considera que fue su lanzamiento de producto más exitoso al momento. De todas formas, durante la conferencia de sus resultados financieros, ya estuvieron estimando que los bumpers que van a regalar para atenuar los problemas les pueden costar unos 175 millones de dólares, sobre las pérdidas por devoluciones de equipos, hay que esperar para ver cuantos usuarios los regresan. Igual creo que es seguro decir que las pérdidas que vayan a tener luego de esto, no serán muy terribles al lado de casi 16 mil millones de dólares facturados.

Otros datos interesantes que informaron incluyen que el porcentaje de ganancias del cuarto provino en un 52% de ventas internacionales, confirmando que Apple se mantiene fuerte no sólo en el mercado norteamericano. También se comentaron que el data center que están construyendo en Carolina del Norte estará listo para fin de año, y ya se especula si será el hogar de la esperada nube de iTunes.

Ahora, si nos salimos de los datos numéricos para ver como le va a Apple, podemos sumar por aquí eso de que Nokia está furioso con su CEO porque no ha logrado hacer que sus smartphones salgan a flote en un mercado que claramente domina el iPhone. Y que si bien Apple sacó un teléfono que tiene problemas de antena, y fueron criticadísimos por como lo han manejado, yo no creo que eso se vaya a traducir en enormes pérdidas para una compañía que está creciendo a estos pasos.

No soy abanderada de ninguna compañía, pero creo que se va a necesitar mucho más que una controversia sobre si un teléfono es defectuoso, o está mal diseñado, o lo que quieran, para tirar abajo a esta máquina de generar ganancias, que tienen en su bolsillo a gran parte del público. (Tal vez le esté preguntando al público equivocado) ¿Ustedes creen que la reputación de Apple quedó dañada por el antennagate y que el próximo trimestre sus números van a decaer?

Vía: Appleweblog | Foto: Bárbara Cannnela