Como muchos otros fenómenos en Internet que están latentes hasta que algún padre de familia se escandaliza, el i-Dosing ha regresado a los reflectores. La historia comienza con el Buró de Narcóticos de Oklahoma, que ha lanzado una campaña de advertencia a los padres sobre los peligros de las drogas digitales.

¿De qué se trata el i-Dosing? Básicamente consiste en que los jóvenes se droguen mediante canciones estridentes. La primera prueba, como cualquier otra droga, es gratis (¡y se puede encontrar en YouTube!). Los chicos que se hacen adictos pueden comprar después más canciones, las cuales supuestamente tienen el mismo efecto que un viaje con mariguana, cocaína, opio o peyote (o lo que usted prefiera). ¿Es en serio? Para el Buró de Narcóticos de Oklahoma, la prueba irrefutable son los videos que los mismos chicos suben a YouTube, donde salen convulsionándose al escuchar estas canciones.

En teoría, el i-Dosing se basa en los tonos binaurales, una técnica que data desde el siglo XIX. De hecho, la terapia de todos binaurales se utiliza en clínicas para investigar la audición y los ciclos del sueño, así como para tratar la ansiedad. Es más, Helane Wahebd, investigadora de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, niega que los tonos binaurales causen efectos similares a cualquer estupefaciente.

Quizá el problema más fuerte es que el i-Dosing refleja una tendencia hacia la evasión de la realidad a través de las drogas, lo que implica que los chicos están cómodos con la idea de experimentar cualquier cosa para entrar en un estado alterado. Ahí es donde coincido con la campaña del Buró de Narcóticos: esta actitud sí puede ser una señal de advertencia para determinar si un adolescente desea consumir algún tipo de droga.

El i-Dosing tiene toda la pinta de ser una patraña más de las que circulan en la red. Así que no piquen el anzuelo si, de pronto, algún medio masivo decide revelar otros de los grandes peligros de Internet. ¿Es posible generar un el efecto de un viaje a través de la música? No mediante estos vídeos, ténganlo por seguro.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.