Un poquito de contexto: en 2007 Viacom (compañía que aglomera a canales como MTV o Comedy Central) demandó a YouTube/Google por "violación masiva internacional de copyright". Pidieron mil millones de dólares en daños.

En su momento se la calificó como el movimiento legal más agresivo e importante de un "medio masivo tradicional" en contra de soportes nuevos digitales. Fue una demanda estúpida que pretendía culpar al medio por el mensaje; es decir, culpar a YouTube por lo que hagan los usuarios con la herramienta.

Años más tarde y durante los intercambios habituales que se hacían entre las dos empresas, Viacom liberó un documento secreto en que supuestamente revelaba que Google compró YouTube «para ganar dinero con la violación de derechos de autor» pero aseguraron que estaban fuera de contexto, son viejos y de ninguna forma reflejan el estado en el que estaba YouTube en esos momentos.

Al final nada de eso ha servido porque hoy una corte estadounidense ha decidido que YouTube está protegido por el Digital Millenium Copyright Act (DMCA) en contra de acusaciones de violación de Copyright. Eso significa que los servicios de este tipo están protegidos cuando colaboran de forma positiva con las autoridades y poseedores de los derechos de autor.

YouTube es un ejemplo perfecto del juego nuevo que se está jugando (valga la redundancia) en los medios y soportes digitales pero aún bajo reglas viejas y caducas. Si Viacom hubiese ganado, se estaría creando un precedente perjudicial para el internet, para el futuro del contenido y la forma misma en la que nosotros estamos compartiendo lo que producimos.

Viacom tiene todo el derecho a reclamar lo que es suyo, pero debió hacerlo con las personas que se dedican a violar sus derechos de autor, y no al soporte que los hospeda que evidentemente no tiene ninguna intención de romper la ley y mucho menos perjudicar a terceros. Otros elementos importantes entran a la discusión como el "fair use" de material con Copyright que lejos de afectar a Viacom lo beneficia por medio de promoción constante en internet (usuarios subiendo a YouTube porciones o segmentos de programas).

Por cierto que, mientras en Estados Unidos la justicia le da la razón a YouTube, en España donde se hizo una demanda legal muy similar, el ganador fue Telecinco. Aún hace falta mucho entendimiento de las nuevas tecnologías y medios en nuestros países.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.