Apple se está tomando muy en serio su prohibición de material pornográfico. Los creadores de Ulysses "Seen", un webcómic basado en la novela Ulises de James Joyce, han revelado que Apple solicitó eliminar las viñetas que contienen desnudos si querían que su trabajo fuera aprobado para una aplicación de iPad.

Robert Berry, ilustrador del cómic, indica que la imagen de una mujer con los senos descubiertos fue una de las más discutidas. Berry se ofreció a pixelear o difuminar la imagen, o incluso a cubrirla con una gran hoja de parra, pero estas sugerencias fueron rechazadas por Apple. "Básicamente, me han dicho que tengo que quitar el cuerpo y enfocarme sólo en la cara", indica el artista.

Chad Rutkowski, editor de Ulysses "Seen", dice que discutió con la gente de Apple para conservar esa imagen. "La forma en que Rob dibujó la escena es importante para lo que se expresa", indicó. Aún así, se topó contra un muro. Los de la manzanita no quieren negociar. Si aparece un desnudo, habrá que quitarlo, aunque implique modificar la obra. Que el artista pague el pato, que aquí no queremos nada que escandalice al público. Así de fácil.

Berry esperaba que el webcómic sirviera como una acercamiento a la obra máxima de Joyce para las nuevas generaciones. Al final, los creadores de Ulysses "Seen" han doblado las manos. "Son sus reglas. Vamos a la fiesta a su casa", indicó el artista. Lo pero es que el trabajo es censurado por una doble moral disfrazada de mojigatería. Mientras el cómic deberá ser redibujado, Playboy o los trajes de baño de Sports Illustrated tienen su aplicación sin problema alguna. Será que a Joyce no lo apoya ninguna marca, o que el erotismo sólo es condenable en dibujos. Yo ya no entiendo.