Mucho se ha hablado estos días de atrás sobre la nueva campaña legal que la productora **Voltage Pictures**, a través del grupo **US Copyright**, [ha emprendido recientemente](http://www.dailytech.com/If+You+Downloaded+a+Torrent+of+The+Hurt+Locker+Theres+a+Chance+You+Might+be+Sued/article18367.htm) mediante la cual están extorsionando a miles de usuarios de redes *peer to peer* con el envío de cartas llenas de palabrería legal. Lo peor de todo es que no estamos ante un caso aislado ni mucho menos, como seguidamente veréis, y que todo esto ya no tiene nada que ver con la “luchas contra la piratería”, **estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo modelo de negocio vergonzoso a la par que absurdo**.

El caso de Voltage Pictures es del que más se ha hablado como decía, pero según [reporta la gente de Ars Technica](http://arstechnica.com/tech-policy/news/2010/06/the-riaa-amateurs-heres-how-you-sue-p2p-users.ars), **en lo que llevamos de año el grupo US Copyright ha demandado a nada más y nada menos que a unos 14.583 supuestos usuarios «piratas» de redes P2P**. El número es realmente impresionante, para que os hagáis una idea entre el 2003 y el 2008 la RIAA, otras de las organizaciones más virulentas, demandó en total a 18.000 personas y si los de US Copyright siguen a este ritmo **a final de año habrán demandado a unas 30.000 personas**.

¿Y para qué tanta demanda? Pues ni más ni menos que **para ganar mucho dinero**. El “*modus operandi*” de este grupo es siempre el mismo y se lo tienen muy bien aprendido. Primero contactan con la productora independiente X para convencerles de que les dejen emprender acciones legales contra usuarios de redes *peer to peer*, después localizan/identifican a cuantas más personas mejor y finalmente empiezan a mandar cartas a diestro y siniestro en las cuales se les da dos opciones; bien ni empezar con el proceso legal a cambio de X dinero (las cifras van desde los 1.500 dólares hasta los 2.500 dólares), o bien ir a los tribunales y a ver quien gana.

¿Conclusión? Están recaudando grandes cantidades de dinero a base de miedo ya que la mayoría de personas de leyes sabe más bien poco y aunque en muchísimas ocasiones es probable que si los demandados decidieran tirar hacia delante con el proceso legal terminarían ganando, la mayoría prefiera terminar con el asunto rápidamente y pagan. Por otro lado si los demandados no pagaran y fueran a los tribunales, estos quedarían completamente colapsados y a saber cuanto tiempo tardarían en resolverse.

No sé que más se puede decir ante este vergonzoso panorama. Lo único que me “reconforta” es que tengo la certeza absoluta de que **si las productoras siguen optando por estas estrategias las más perjudicadas serán ellas mismas en última instancia**. Es absurdo e insostenible y mientras unos optan por seguir luchando contra lo que los usuarios demandan, otros innovan, crean nuevos modelos de distribución de contenidos que se nutren del potencial de Internet, y estos serán los que terminen comiéndose el pastel.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.