Un día 13 de julio de 2006 el servicio de microblogging Twitter fue lanzado en el vasto océano que es Internet con más pena que gloria. Muchos tacharon en su día de absurdo a la par que inútil a Twitter, valoraciones que como el tiempo ha demostrado estaban completamente erradas ya que desde entonces el servicio no ha dejado de crecer y ha quedado comprobado que es una herramienta tremendamente potente a la que los usuarios le dan los más diversos usos.

Ahora bien, aunque Twitter no ha parado de crecer desde que fuera lanzado en el 2006 y a día de hoy cuenta con unos 105 millones de usuarios registrados, sigue teniendo problemas de estabilidad cada dos por tres, como si de una empresa pequeña que recién empieza en Internet se tratase. Durante los últimos días las caídas constantes han vuelto a aparecer en Twitter y según explicó la propia gente de la empresa en su blog oficial los problemas se han producido simple y llanamente por tremendas pifias de su equipo de ingenieros, a saber:

  • Ubicaron dos componentes de banda ancha de rápido crecimiento en el mismo segmento de su red interna
  • No estaban monitorizando correctamente su red interna
  • Su red interna estaba mal configurada

Damas y caballeros, no lo entiendo. Se me escapa por completo como es posible que una de las mayores empresas actuales de la red, a la cual un grupo de varios inversores le inyectó 100 millones de dólares el año pasado y cuenta con un equipo de 175 trabajadores, siga teniendo problemas muy serios cada poco después de llevar casi cuatro años en funcionamiento. Vale que han crecido de manera brutal en los dos últimos años y vale también que la perfección no existe, pero de ahí a que siga con bugs críticos de seguridad, se caiga cada vez que hay un evento medianamente importante o desaparezcan tweets y mensajes privados, hay un trecho muy importante y no se entiende por qué sigue pasando esto.

Todas los que hoy son grandes en Internet pasaron en su día serios problemas derivados del crecimiento exacerbado, pero todos consiguieron estabilizar sus infraestructuras en un tiempo mucho menor que Twitter quienes como digo siguen a día de hoy con problemas importantes de manera demasiado frecuente. Personalmente creo que todo esto es consecuencia de una mala gestión “de los de arriba” en cuanto al tema de escalabilidad, lo que tampoco comprendo ya que el equipo directivo de Twitter si que está haciendo las cosas muy bien en otros aspectos como por ejemplo en lo respectivo a evolucionar el servicio con nuevas funciones para adaptarlo a lo que van necesitando los usuarios.

En cualquier caso es cierto que Twitter es un servicio completamente gratuito y por esto tampoco sería justo criticar de manera virulenta esta tesitura, aunque lo que si que no puedo evitar es tener cierta sensación de rabia por la misma al ser Twitter uno de mis servicios favoritos de la red de redes. Por eso espero que la pregunta que reza en el título quede obsoleta más pronto que tarde, algo que ya se debería haber producido hace bastante tiempo.

Vía: Bitelia

👇 Más en Hipertextual