Dicen que uno de los "mercados" (importantes las comillas) que más están creciendo últimamente es todo lo que va alrededor de algunas redes sociales, especialmente Twitter. Desarrolladores que antes eran absolutamente desconocidos saltaron a la fama de la noche a la mañana haciendo aplicaciones para actualizar tu estado, servicios tipo Twitpic ahora son imprescindibles y todos aquellos acortadores de URLs como TinyURL se volvieron sumamente importantes.

El servicio más importante en cuanto a acortar URLs es Bit.ly, y así como se alzó a la fama por medio de estadísticas de uso de cada dirección generada y servicios como Bitly Pro, podría desaparecer por un solo movimiento por parte de Twitter, que es justamente el problema de depender de un solo elemento para el desarrollo de tu negocio. Me explico:

Twitter anunció ayer que a partir de verano, todos los enlaces compartidos/publicados desde su sitio web o una aplicación de terceros serán "tratados" por ellos de tal forma que si el enlace es muy largo será acortado usando su nuevo dominio t.co (sí, extensión de dominio es de Colombia), especialmente útil para SMS, pero si se ve el tweet desde la web, probablemente se observe solo el dominio, por ejemplo:

http://www.amazon.com/Delivering-Happiness-Profits-Passion-Purpose/dp/0446563048 aparecería como t.co/DRo0trj en un SMS pero en la web se verá algo así como Amazon.com/Delivering o el título de la página. Todo esto para darle varios beneficios (que sinceramente son muy necesarios) a quienes tweeteamos a diario:

  • Los enlaces dejarán de ser parte del límite de 140 caracteres, algo que debieron hacer hace años y que por fin llega.
  • Desaparece la oscuridad generada por los acortadores de URLs de terceros, seamos sinceros, son un punto único de fallo y propensos a generar toda clase de problemas fuera del alcance de quien comparte enlaces.
  • Los enlaces, al ser "tratados" por Twitter harán mucho más sentido dentro del mensaje y se adaptarán a los diferentes dispositivos donde usamos el servicio.

Por otro lado hay beneficios para la empresa: podrán generar estadísticas de uso y luego ofrecerlo como servicio (mencionan las cuentas comerciales) y para determinar mejor qué tweets son relevantes o deberían ser promovidos a la página principal.

Todos los cambios se harán a partir de verano, los desarrolladores pueden adaptar su software con los nuevos cambios a la API. Vale recalcar que a diferencia de acortadores de URLs, Twitter incluirá la dirección original en un elemento de XML por lo cual el enlace no está escondido detrás de otro. Aunque es muy técnico, representa una diferencia fundamental en la forma en que las direcciones web serán publicadas/enviadas/compartidas.

Al momento en que las direcciones incluídas en un tweet no sean parte de la limitación de 140 caracteres, que el acortador de Twitter no oculta el URL original y que todos y cada uno de los URLs publicados serán tratados por ellos, acabarán con el ecosistema de enlaces cortos. El problema de poner todos los huevos en una sola canasta.