El gobierno de Pakistán ha iniciado una investigación criminal contra Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, acusado de alojar el concurso Dibuja a Mahoma en la red social. La iniciativa comenzó como una broma más, en respuesta a que el canal Comedy Central decidió censurar parcialmente un episodio de South Park en el que aparecía el profeta en un disfraz de oso.

Sin embargo, la polémica se desató cuando, el 19 de mayo, el gobierno pakistaní ordenó a sus proveedores de servicios de Internet bloquear Facebook después de que se sucitaron protestas por este concurso. Al final, Facebook decidió remover esa página en ése y otros países islámicos. Sin embargo, parece que el régimen pakistaní no está contento sólo con evitar que sus ciudadanos accedan, y quieren que alguien pague por la ofensa.

El abogado Azhar Muhammad Siddique presentó una denuncia contra Facebook, alegando que habían infringido el artículo 295-C del Código Penal de Pakistán. En resumen, la ley menciona que cualquier representación, sea escrita, hablada o visual, que profane el nombre del Sagrado Profeta Mahoma deberá ser castigada con la muerte o la cárcel de por vida.

La Fiscalía General Adjunta de Pakistán ya ha presentado una demanda contra Mark Zukerberg, los co-fundadores Dustin Moskovitz y Chris Hughes, y "Andy", el seudónimo de la mujer alemana que empezó con el concurso de dibujar a Mahoma. Suena a una simple rabieta, pero la queja puede alcanzar dimensiones aún más grandes, ya que ha trascendido que el Tribunal Supremo de Pakistán pedirá a que la cuestión llegue a la Asamblea General de la ONU. Incluso se dice que Azhar Sidiqque está esperando que la policía local se contacte con la Interpol para arreglar los arrestos. Vaya que se ha líado gorda.

Bueno, ya sabemos qué país no estará en la lista de "me gusta" de Zuckerberg.

Imagen: Dosis Diarias, de Alberto Montt.