El grupo francés La Machine es conocido en todo el mundo desde hace unos 20 años por superconstrucciones como La Princesse o Le Grand Elephant. La Princesse construida en el 2008, es simplemente una araña gigante de metal (de unos 15 metros de altura) que recorrió en aquel año la ciudad de Liverpool y se encuentra todavía hoy en Yokohama, Japón, en tanto el elefante estaba compuesto por 45 toneladas de madera y acero y medía unos 12 metros de alto por 8 metros de ancho. Evidentemente, las constantes son la magnitud de las creaciones y los materiales con que están realizadas, siendo además de impresionantes obras de arte grandes obras de ingeniería.

La propuesta para este año del grupo formado por artistas, diseñadores, obreros y técnicos y dirigido por Francoise Delaroziere (quien considera como sus principales influencias a Leonardo da Vinci, Julio Verne, Gustave Eiffel y Antonio Gaudí), es esta vez más abstracta, una especie de robot constituido por un trípode a la Guerra de los Mundos y un vivero repleto de todo tipo de plantas en plataformas suspendidas con globos gigantes.

La araña-princesa del 2008, el elefante de casi 50 toneladas que recorrió las calles de Nantes en el 2005 y este nuevo robot son parte de la Orden de Máquinas Inteligentes, construcciones de La Machine cuyo objetivo es causar asombro en los transeúntes y lograr que miren distinto, de una manera fresca y con asombo, las ciudades en las que viven. Algunas de las creaciones que el grupo piensa fabricar en los próximos meses son una serie de animales y un vivero volador que recorrerá una ciudad todavía a determinar de Alemania dentro de unos meses.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.