Venga, voy a decirlo: 'iPhone Killer', es lo que se dice siempre en estos casos ¿no? Después del tremendísimo éxito que supuso el Motorola Droid, conocido a este lado del charco como Motorola Milestone, parte del cual se debió a los 100 millones que se dejó Verizon en promocionarlo, todos los ojos estaban puestos hoy en la presentación de su digno sucesor, mención aparte del Droid Incredible y del Droid Eris.

Y no puedo negarlo, es impresionante se mire por donde se mire. Casualidades de la vida, también llamadas marketing y mala sombra, ha ido a presentarse justo un día antes del lanzamiento oficial, aunque a algunos afortunados les ha llegado antes de tiempo, del iPhone 4, que también ha arrasado y dejado completamente descolocados a Apple y AT&T con 650.000 reservas en 24 horas. Todo el mundo mira al Droid X como la competencia más directa del iPhone debido sin duda a la popularidad de ambos, más por sus prestaciones técnicas que aunque de por sí son superiores del teléfono de Apple pronto serán superadas a su vez por otros modelos con Android. Un smartphone podrá tener todas las características de hardware que quieras y hacerte el café si se tercia, pero si no es popular, si no llega al gran público, no hemos hecho nada.

Enarbolados además con las banderas de AT&T y Verizon, las dos teleoperadoras más importantes de EEUU, ambas compiten con los dos teléfonos como armas para intentar al mayor número de clientes. El Droid X llega con una gigantesca pantalla de 4'3 pulgadas, cámara de 8 Megapíxeles, grabación a HD 720p, soporte para el polémico Flash y encima supongo que pronto podrá recibir la actualización a Froyo, la versión 2.2 de Android.

Verizon ha estado en mi opinión muy acertada durante todo este tiempo al crear un branding con Droid, nombre más comercial, más llamativo y concreto, que plante cara al omnipresente iPhone. De momento todos los esfuerzos están dando sus frutos, pues los Droid Incredible se vendieron como rosquillas y ya están agotados hasta este verano. Por encima de prestaciones, por encima de flamewars de Apple versus Android, de Sistemas Operativos abiertos versus cerrados, el Droid X y el iPhone 4 representan los dos smartphones de moda más populares del momento. La guerra no ha hecho más que comenzar, hagan sus apuestas.

Via: Gizmovil