Aún estamos maravillados por la presentación del iPhone 4 en la WWDC10 y ya surgen rumores para el próximo lanzamiento. Una nueva patente ha reavivado la idea de que Apple está preparando la incorporación de paneles solares en futuras versiones del iPhone y el iPad. En 2008, Apple ya había presentado un esbozo de esta tecnología, sin embargo, ahora ha afinado la patente hacia dispositivos móviles. Los diagramas muestran un panel solar doble interno, de modo que con una carcasa transparente sería posible incorporar la celda sin que se dañe por el uso cotidiano.

Por desgracia, aún es inviable la aplicación. Uno de los grandes problemas es la eficiencia. Se requeriría de una celda solar de gran capacidad para que trabaje sin necesidad de una carga de apoyo. Otro inconveniente es el precio, ya que una celda de este tipo incrementaría de manera importante el precio del aparato. Y que decir de la forma de recargar, que implicaría dejar el dispositivo bajo el rayo directo del sol, lo que provocaría un desgaste mucho más rápido de otros componentes.

Apple necesita trabajar en el consumo de energía de sus aparatos, pues aunque el iPhone 4 ya viene con una pila de mayor capacidad, también es cierto que las nuevas características --- como la videollamada, por ejemplo --- serán un auténtico agujero negro. Lo más probable es que Apple considere añadir la celda solar como un soporte de carga, ideal para extender la vida de la batería. La aplicación de la energía solar dentro de los aparatos de uso cotidiano es uno de los objetivos más ambiciosos de la industria, y Apple no puede quedarse atrás. Por lo pronto, habrá que conformarse con las fundas de recarga solar, en lo que los de la manzanita resuelven el dilema. ¿Lo veremos para 2011?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.