Kodak es de esas empresas extrañas que saben adaptarse muy bien a los nuevos tiempos y no sentarse a llorar en el camino. Algo que debería aprender la industria de la música es mirar las experiencias de una compañía que muchos analistas daban por muerta, hace un par de años.

Kodak no sólo sobrevive, marca tendencias. Ha inundado el mercado con pequeños kioskos para imprimir fotografías desde casi cualquier formato posible: tarjetas de memoria, cámaras, teléfonos, CDs, DVDs, pendrives, etc. En casi cualquier farmacia del mundo hay un "empleado" de kodak dispuesto a imprimir tus fotos.

Kodak ha visto una tremenda oportunidad en permitir a sus kioskos imprimir las fotos directamente desde redes sociales como Facebook o Picasa. Podremos iniciar una sesión en nuestras redes favoritas, buscar las fotos que mas nos gustan, hacer unos cuantos clicks y salir contentos con las pastillas para el dolor de cabeza, y un puñado de fotos "reales" para ver antes de dormir. El kiosko presentará una versión reducida de Facebook o Picasa en los cuales solo podamos ver las fotos. Tampoco la idea es que la gente actualice su status desde ahí.

Vía: Bitelia