Es cierto, Lost terminó, pero todavía me niego a eliminarla de mi disco rígido. Soy de aquellos a los que el final les pareció maravilloso, pero si hay algo que fue dejado de lado en la trama final fue la Iniciativa Dharma. ¿Y las investigaciones? ¿Y Alvar Hanso? Finalmente explicaron dónde entraba en la ecuación la Roca Negra, ¿pero por qué el capitán era familiar del fundador de la iniciativa? ¿Y los De Groot y Valenzetti? Buscando un poco al respecto terminé confirmando una idea que varias veces se me había pasado por la cabeza pero que nunca había investigado: debía haber existido en la década de 1960 una Iniciativa Dharma en el MundoReal, un grupo de científicos influenciados por las ideas psicodélicas y revolucionarias de la época que se unieran con fondos privados para formar una agrupación a la Dharma.. Efectivamente, existieron varios centros y organizaciones privadas que presentan rasgos muy similares a la querida iniciativa que terminó en la isla de los losties, pero hay una que se destaca tanto por la importancia de las personas que la fundaron como de las mentes brillantes que pasaron por allí, además del hecho de que al día de hoy todavía se mantiene activa.

Fundado por Michael Murphy y Dick Price en 1962, el Instituto Esalen es un centro ubicado en Big Sur, California (lugar donde tenía una cabaña el escritor Jack Kerouac, quien nombró de este modo a una novela), con los objetivos de por un lado llevar a cabo una educación alternativa de corte humanitario y por el otro desarollar investigaciones y estudios interdisciplinarios dejados de lado usualmente por los establecimientos académicos tradicionales. Es exactamente lo que están pensando. una organización sin fines de lucro conformada por un gran grupo de científicos hippies.

Uno de los proyectos más importantes de Esalen fue el Physics Consciousness Research Group, dedicado al estudio de lo paranormal, viajes en el tiempo, ESP, vida después de la muerte y demás tópicos similares. Uno de los cofundadores del PCRG fue Jack Sarfatti, el arquetipo de científico loco que sirvió de base tanto para los personajes de Egon Spangler de Ghostbusters como al querido Emmett Brown de Back to the Future. Otro de los confundadores del proyecto fue el científico Saul Paul Sirag, gran amigo de Robert Anton Wilson y quien fue allí asistente de dirección.

El Instituo es, de acuerdo a Wikipedia:

Parte think tank para una cultura global emergente, parte instituto universitario y laboratorio para prácticas de tranformación, y parte retiro de restauración, Esalen está dedicada al trabajo exploratorio en humanidades y ciencias que promueve la plena realización de lo que Aldous Huxley llamó el movimiento del potencial humano.

Las similitudes con la Iniciativa Dharma son bastante obvias, ¿no creen? Falta la asociación con grupos militares y ya está, pero quién dice... La importancia de Esalen queda demostrada al ver una lista de algunos de los profesores y conferencistas que pasaron por allí:

  • Richard Alpert (sí, no es broma, el verdadero Richard Alpert, profesor de Harvard y amigo de Timothy Leary, que más tarde se fue a vivir a la India y se cambió el nombre a Ram Dass)
  • Timothy Leary (el gurú de la década de los 60) y el antropólogo Gregory Bateson
  • Ray Bradbury
  • Los mitólogos y expertos en religión Joseph Campbell y Huston Smith
  • Carlos Castaneda y Terence McKenna
  • Matthew Fox (Les confieso que acá sí me asuste por la *coincidencia*, se trata de otro Mathew Fox, un sacerdote episcopal bastante abierto a la ciencia)
  • Buckminster Fuller (el visionario arquitecto)
  • El psicólogo Stanislav Grof
  • Alan Watts, el químico Albert Hofmann, Aldous Huxley y el escritor Ken Kesey
  • John C. Lilly (inventor de los tanques de aislamiento)
  • Linus Pauling, químico ganador de dos Premios Nobel
  • El genial Douglas Rushkoff

Además, tocaron en Esalen grupos y artistas como Creedence Clearwater Revival, Bob Dylan, John Cage, Crosby, Stills, Nash and Young, George Harrison y Ringo Starr, Michel Petrucciani, Ravi Shankar y Simon and Garfunkel, en tanto participaron de seminarios y actividades los poetas Lawrence Ferlinghetti, Allen Ginsberg y Gary Snider.

Uno de los objetivos del centro es fomentar las "humanidades no verbales" de Huxley, la educación del cuerpo, los sentidos y las emociones con la intención de sugerir una nueva ética. Sí, es demasiado hippie, pero estamos hablando de algunas de las personalidades más importantes e influyentes del siglo, que utilizaban este centro ubicado en un lugar hermoso como Big Sur y en un contexto completamente humanista (no militar) para efectuar investigaciones sobre ciencias cognitivas y viajes en el tiempo (aunque no sé si utilizaron alguna vez conejos blancos).

El instituto sigue activo en Big Sur pero ahora está más cerca de un centro de relajación new age que del espíritu científico que poseía en sus primeros años. La posta parece habérsela quedado Jack Sarfatti, el científico que supo decir "después de Timothy Leary, soy el único Magus que queda", quien tiene ahora un proyecto llamado StarDrive dedicado a computación cuántica, viajes en el tiempo, nanotecnología, cosmología y física cuando menos poco común. Si quieren estar al tanto de las últimas noticias sobre este verdadero Brown/Spangler/De Groot, StarDrive cuenta con un blog actualizado regularmente donde informan sobre sus investigaciones.