Al final fue Google quien cedió en el culebrón con el gobierno chino: Google.cn ya no redirige al portal de Hong Kong. Todo comenzó a principios de año, cuando China solicitó al buscador la censura de diversos materiales. Tras negarse a cerrar sus búsquedas, Google recibió varios ataques de seguridad provinientes del gigante asiático. La pugna cobró dimensiones internacionales, con el gobierno de Estados Unidos como respaldo.

En marzo, Google decidió decirle adiós a China y comenzó a redireccionar su portal hacia el de Hong Kong. Sergey Brin, co-fundador del buscador explicó que las relaciones con el gobierno chino empeoraron después de los Juegos Olímpicos de Beijing. Ya sin la mirada del planeta sobre ellos, empezaron a tener acciones en contra de la libertad de expresión, como solicitar acceso a los correos electrónicos de activistas chinos. Al final, tanto Brin como Larry Page y Eric Schmidt conversaron y decidieron irse.

¿Por qué ahora vuelven a la carga con China? Bueno, a pesar de toda esta relación espinosa, a Google le conviene seguir cerca del mercado chino. David Drummond, de la Oficina Legal de Google, ha dicho que los oficiales del gobierno chino le han dicho que la licencia del buscador no sería renovado si continuaban con la redirección. "Sin una licencia ICP (Internet Content Provider), no podemos operar un sitio como Google.cn", mencionó Drummond.

Aunque su portal redirigía al del vecino Hong Kong, la presencia del buscador se mantenía ahí, latente. Google ha decidido hacerse de la vista gorda para renovar bonos y mantener su presencia en ese país. ¿No que estaban en contra del régimen? ¿No que se iban porque China no garantizaba libertad de expresión? Bueno, que al final ha sido el dinero el que lleva la voz cantante.

Imagen: El Tipo Gráfico