El pasado jueves un comité del Senado de Estados Unidos aprobó el proyecto de ley sobre la seguridad cibernética para mejorar la seguridad de Internet y que haría entre otras cosas, que el Presidente del Gobierno tuviera la posibilidad de apagar Internet, cerrando de forma indefinida todas las redes privadas y gubernamentales del país, aunque antes de poder hacerlo debería obtener el permiso del congreso y en un plazo de 120 días la operación sería ejecutada.

También se plantea la creación de una nueva agencia, la NCCC (National Center for Cybersecurity and Communications), que tendría autoridad sobre cualquier compañía privada basado en Internet, sistema telefónico o cualquier otro componente que forme parte de la infraestructura de telecomunicaciones de Estados Unidos, aunque la creación de esta agencia todavía no ha sido aprobada por el Senado.

Con este proyecto de ley lo que se busca es dar la posibilidad al Presidente del Gobierno para cerrar todas las comunicaciones por Internet en caso de emergencia, algo que preocupa a algunas asociaciones del país.

Si bien el proyecto de ley deja claro que no autoriza la vigilancia electrónica más allá de lo que autoriza la ley actual, nos preocupa que las acciones de emergencia que puedan incluir el cierre o limitación de las comunicaciones de Internet puedan ser prorrogadas a infraestructuras de sistemas más críticos.

El texto anterior forma parte de una carta enviada el pasado miércoles por American Civil Liberties Union (enlace a PDF), en la que muestran su preocupación por hasta dónde puede llegar este proyecto de ley de ser aprobado, que hasta ahora recoge que el cerrojazo a las comunicaciones por Internet se podría realizar en caso de una catástrofe natural con un gran número de víctimas, un impacto económico grave, una evacuación masiva prolongada o bien una pérdida de las capacidades de la seguridad nacional, además de posibles ataques cibernéticos.

Esta acción parece que sólo se llevaría a cabo en determinados casos extremos, pero que una sola persona pueda por ley cerrar uno de los métodos de comunicación más extendido por el país es cuanto menos preocupante. No le veo demasiadas cosas beneficiosas que se pudieran sacar de una situación de este tipo para los habitantes del país, entre los que podría cundir el pánico al verse de alguna manera incomunicados. Esta ley en manos de una persona equivocada puede ser muy peligrosa y creo que no hace falta recordar que hay personas que están o han estado en cargos gubernamentales muy importantes que no han tenido reparos en tomar ciertas decisiones.

Un cierre de las comunicaciones por Internet no sólo afectaría a Estados Unidos, tendría una repercusión a nivel global, muchos sitios quedarían fuera de línea y el rendimiento de las conexiones a Internet se verían afectados, por lo que hablamos de una ley que no puede ser ajena para el resto del planeta. ¿Te preocupa que este proyecto de ley salga adelante? ¿Encuentras algún beneficio para la población en todo esto?

Imagen | Orange Steeler

👇 Más en Hipertextual