El Departamento de Defensa de Estados Unidos, siempre buscando cómo aprovechar cualquier avance tecnológico a su alcance, se ha fijado esta vez en los emparrillados. El Pentágono busca hacerse de la tecnología que se utiliza en repeticiones instantáneas dentro de la NFL, la cual podría servir para examinar con mayor detalle una situación en campo de batalla.

El sistema FAME (Full-Motion Video Asset Management Engine), utiliza etiquetas con metadatos para cifrar detalles importantes (tiempo, fecha, localización de la cámara) en cada cuadro de video. En un juego de fútbol, esta información sirve para que los encargados de la transmisión elijan cuál es el mejor fragmento para pasarlo al aire. De este modo, los comentaristas tienen la jugada que necesitan para explicársela a la audiencia.

"Los juegos de fútbol americanos en TV no sólo muestran lo que acontece desde ángulos múltiples, sino la identidad de los equipos, el marcador actual, la línea del campo donde inició una jugada, a dónde necesita llegar el balón, qué cuarto y qué *down* se está jugando, cuántas yardas quedan por avanzar.

Ahora imaginen toda esta información extra en apoyo a una operación militar. En el caso de un campo de batalla, este mismo sistema ayudaría a los analistas del ejército para enriquecer su visión. Además, estas etiquetas podrían ser ligadas a fotografías, llamadas de celular, bases de datos, entre otros tipos de documentos. De este modo, una zona de guerra se convierte en una especie de libro de jugadas, en el que el análisis es mucho más rico por toda la información extra.

Los avances de la NFL ya han estado en la mira de los militares. Recordemos que se ha experimentado con el uso del telestrator (el aparato que usan los analistas deportivos para "pintar" jugadas sobre la pantalla) en vehículos aéreos teleoperados.. Tampoco es la primera vez que el ejército de Estados Unidos busca valerse de tecnologías comerciales para usos militares. Recordemos que, hace no mucho, el Departamento de Defensa contactó a James Cameron para que diseñara su nuevo sistema de vigilancia basado en la tecnología 3-D. Si puede usarse para la guerra, crénme, Estados Unidos lo utilizará.

👇 Más en Hipertextual