Hoy en día es moneda corriente acumular perfiles en diferentes sitios de Internet. Nuestra **identidad en la web** está determinada por un conjunto de avatares, campos de formulario y párrafos de biografía, que acompañan los contenidos que nutrimos a diario, pero **¿Es esto suficiente reflejo de quien realmente somos?**

El mundo (*real*) en que vivimos fomenta el aislamiento e **individualismo**: día tras días nos relacionamos con personas que no conocemos, usando el mínimo de comunicación posible para cumplir nuestras metas y continuar. Así es el sistema, así es como somos. Sin embargo, **en Internet pasa casi exactamente lo opuesto**: somos verborrágicos, abiertos, dispuestos a conocer nuevas personas y sus ideas. En algunos casos, las personas actúan mucho más amables o mucho más hostiles de lo que lo hacen en su vida diaria. Esto nos lleva a preguntarnos el por qué de esta dualidad, por qué **no poder balancear nuestros actos entre ambos mundos**, cuando al final de las computadoras somos todos personas.

Quizás podemos pensar que en nuestra rutina diaria de trabajo y actividades personales, somos quienes llegamos a ser hasta ese momento, e **Internet representa un portal hacia quienes queremos ser**, pero que sólo podemos alcanzar mientras estemos conectados. Esto explica el por qué la gente sufre tanto la abstinencia de la web, o la creación de culturas y [ritos](http://alt1040.com/2010/05/calendario-geek) alrededor de cosas que sólo existen digitalmente. No me malinterpreten: la web puede ser un lugar ideal para [crear vínculos muy valiosos](http://alt1040.com/2010/06/geeks-enamorados) y eso se lo agradeceré siempre, pero también es un centro de descarga para todo lo reprimido en el exterior.

Por suerte, **creo que Internet se está humanizando**: la llegada de las redes sociales y particularmente [Facebook](http://alt1040.com/tag/facebook), deja en exposición no sólo lo que queremos mostrar, sino también *lo que no queremos y a quien no queremos* mostrárselo. Esto no significa el fin de nuestra privacidad, sino el inicio de una comunión entre nuestra persona real y virtual, hasta el momento en que dejaremos de jugar a Los Sims con nosotros mismos y empezaremos a **convertir la web en un medio más**, no un lente que deforma nuestra realidad. Las preguntas son muchas: ¿Se acabarán los trolls de Internet? ¿Dejaremos de tirar quejas al aire sabiendo que ese alguien *no nos sigue*? ¿Cómo influirá esto en la libertad y el anonimato de Internet?

Foto: Flickr ([maria_lc](http://www.flickr.com/photos/maria_lc/3505950400/))

Participa en la conversación

23 Comentarios

Deja tu comentario

  1. yo lo siento pero no lo creo , quizas al perder anonimidad en la red, la gente, piensa 2 veces en hacer las cosas, por el «y si me pillan …..» , y por eso parece que hay mas coherencia en todos sus actos , pero no nos engañemos en cuanto han sacado un soft que es para chatear por webcam totalmente gratis , todo eso se ha llenado de gente super guapa y super simpatica como en el facebook …. (jajajja es ironia esta todo lleno de subnormales y salidos)

  2. Creo que el mundo de la sibernetica se esta haciendo parte de nuestra vida cotidiana, no deja de sorprender con sus tantas tecnologias y por lo tanto es preocupante para la humandad como para el mundo entero ya que al ritmo que vamos dejaemos de vivir la realidad de las cosas……

    1. Pero por mucho eres el mejor blogger, apesar de que no hay nada objetivo en el post, y la mayoría es subjetivo, es muy buen post, muy bien..

  3. Solo quiero decir algo respecto a la frase «lente que deforma la realidad». La realidad siempre está deformada de una u otra forma, pero sin contar esto es la misma realidad. Lo que lo deforma no es el medio, sino las interpretaciones y los juicios que se hacen.

    También pienso que la diferencia entre que seamos más abiertos en internet es simplemente que cuando nos encontramos a alguien no sabemos si seremos bienvenidos si le hablamos, si tiene prisa, si simplemente no quiere hablar con nosotros o de lo que le hablemos, en internet tenemos más certeza respecto a esto. Si me meto a msn, facebook o a un chat público es porque quiero conversar sobre algo o con alguien.

  4. «¿Qué tan?» Supongo que será una traducción literal del inglés.

    En español se dice «Cuán». Ejemplo: «¿Cuán diferentes somos en la web?»

    1. No es más correcta una forma que otra, a nivel hablado siempre he escuchado «qué tan», el «cuan…» suena más a discurso formal o también a frase retórica.

      1. No me refiero al artículo, sino a las traducciones literales en general que se hacen a la ligera. Como la últimamente extendida traducción literal «jugar un papel», que en español se dice «desempeñar un papel».

  5. ps io digo qe como es algo impersonal el medio (aunqe tengas tropecientas fotos en tu perfil, y pongas qe te gusta tal o cual pelicula) como qe nos deshinibimos y «decimos» cosas qe gralmente no lo haríamos en persona

  6. Me encantó este articulo. Es cierto, en mi caso yo uso Facebook para desahogarme (sin ridiculeces) y en la vida real tengo mucho aislamiento y es inevitable.

    MUY BUEN ANÁLISIS.

  7. Bueno en la web la puedes regar un poquito, a veces, pero muchas veces no pasa nada, en la vida real es mas dificil porque cuando mostramos nuestra verdadera identidad suele ser mas duro cuando nos damos cuenta de que nos equivocamos. El internet suele ser como una vida de simulacion a prueba y error, y se puede aprender.

  8. Hace unos años, cuando era frecuente mi estadía en las redes de IRC me propuse no decir nada en el chat que no pudiese sustentar del mismo modo en persona y esa ha sido en general mi norma de comportamiento en este mundo virtual.

  9. Interesante si se investigara más a fondo acerca del fenómeno llamado «hiper-personalización» que se da en la Internet.

    Buen artículo.

    ¡Saludos!