Tras no anunciar absolutamente nada en la última WWDC relacionado con el resto de dispositivos que Apple comercializa aparte del iPhone, los de la manzana acaban de lanzar hace escasos momento, sin que nadie se lo esperara, una nueva versión “del pequeño de la familia”, es decir el Mac Mini.

¿Y qué trae de nuevo? Pues bueno, de primeras tenemos que es más pequeño que la versión anterior (19,7 centímetros de ancho y 3,6 centímetros de alto) y el diseño también ha sido renovado, ahora está más en la línea de los Macbook Pro que al igual que estos está fabricado en una sola pieza de aluminio. En cuanto a características viene con un procesador Core 2 Duo a 2,44GHz o a 2,66GHz, memoria RAM de 2GB o 4GB con opción de ampliar hasta 8GB, disco duro de 320GB o 500GB, y gráfica Nvidia GeForce 320M con 256MB de memoria DDR3.

Hasta aquí más o menos todo esperable, pero nos faltan las dos novedades más importantes. Por un lado encontramos que ahora el Mac Mini trae puerto HDMI y también lector de tarjetas SD, de lo que se deduce que Apple quiere que el Mac Mini sea el sucesor de Apple TV, lo que tendría mucha lógica ya que este último producto es de los que más deja que desear de todos los que componen la gama Apple.

Ahora bien, el nuevo Mac Mini cuesta una pasta gansa, 779 euros la versión más básica y 1.129 euros la versión servidor, y esto claramente va a ser el gran problema que va a tener a la hora de despegar. La idea de impulsar el Mac Mini como centro multimedia es genial, pero con estos precios no despegará en ese sector ni a tiros, y en general me aventuro a decir que en ninguno otro en general.

Vía: AppleWeblog

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.