Como todos sabemos Europa y el mundo en general no pasa por sus mejores momentos a nivel economía. El “capital” se ha pegado un tremendo batacazo que ha provocado que los gobiernos de medio planeta estén aprobando planes de ahorro mientras miles de ciudadanos las pasan canutas. Resumiendo, que como siempre los que estamos pagando el pato somos “la plebe”.

Pues bien, ahora resulta que para más inri y según la publicación Times, la oficina administrativa del Parlamento Europeo planea destinar más de cuatro millones de euros para un proyecto de movilidad TI en el que entre otras cosas se contempla regalarle a cada eurodiputado un iPad (el modelo 16GB con WiFi y sin 3G). Pero esperad, que por si con todo esto no fuera suficiente hay más.

La pregunta lógica tras conocer esto es ¿y por qué les van a regalar un iPad? Pues bueno, resulta que recientemente se le regaló a cada eurodiputado un portátil HP, pero mire usted por donde que a varios de ellos no les convence y han manifestado que sería mejor tener un iPad ya que es un dispositivo que no cuesta mucho, más avanzando que el que les dieron, y con el que podrían estar conectados cuando estén fuera de la oficina y los fines de semana.

Sí amigos, lo mejor de todo es que no se les cae la cara de vergüenza. Aunque el monto total que se quieren gastar en este plan no es nada “especial” si lo compramos con presupuestos de otras cosas, es una auténtica vergüenza que mientras muchos ciudadanos lo están pasando realmente mal y los gobiernos aprueban planes de ahorro, se planee regalarle a cada eurodiputado un cacharro que no necesitan. Ya tienen portátiles, sufragados con el dinero de los contribuyentes, el que quiera un iPad, que se lo compre él, que dinero para hacerlo no les falta. Finalmente solamente espero que o bien esto sea falso o bien que gracias a la filtración y el revuelo lógico que se está formando en torno a ella no tengan el cuajo de seguir hacia delante con el proyecto.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.