Tom Scott ha creado Evil, una aplicación de Facebook que revela los números telefónicos que se encuentan publicados dentro de la red social. La dinámica es muy simple: la aplicación rastrea los teléfonos que se han compartido en los grupos tipo "Hey, perdí mi celular, pásame tu contacto", los ordena de forma aleatoria, y los revela en su sitio web.

Sin embargo, la aplicación de Scott censura los últimos cuatro dígitos del número telefónico, ya que como el desarrollador explica, el punto de su experimento es demostrar cuán fácil es hallar esta información sensible. "No hacemos nada que no sea posible a través de una simple búsqueda de Google, sólo más dramático", revela Scott. La idea de esta aplicación surgió cuando un amigo suyo encontró su número telefónico después de hacer una búsqueda sencilla en Internet.

"Mucha gente no entiende lo que significa público en Facebook", comenta Scott. Y tiene razón: una vez que un dato se hace público, implica que puede ser visto por cualquier persona en el mundo, aunque no esté registrada en la red social. En sí, Evil no viola ningún protocolo de seguridad: simplemente toma información que los usuarios, de forma descuidada, han publicado sin ningún reparo.

Aunque muchas veces se critica el funcionamiento de Facebook, aquí la llamada de atención debe ser para los usuarios. Son comunes este tipo de grupos en los que una persona pide los teléfonos a sus amigos para completar su agenda o reponer los números de un móvil perdido (algunos, incluso piden esta información en el muro, aún más visible). ¿Cómo evitarlo? Muy fácil: revisa qué y dónde lo has publicado (y si es necesario, bórralo). La seguridad comienza por uno mismo.

En este video puedes ver cómo funciona Evil: