Si me pidieran que hiciera una lista de los diez mejores softwares/servicios de la actualidad sin ninguna duda entre los cinco primeros pondría a Evernote, programa que sirve para gestionar información mediante notas, el cual está haciendo las cosas verdaderamente bien como muestran las últimas informaciones recién salidas del horno.

Según las mentadas informaciones Evernote ya cuenta con más de 3 millones de usuarios, y no solamente esto sino que además los números también muestran que su ritmo de crecimiento se ha acelerado de manera espectacular. Más de un año tardaron en alcanzar el primer millón de usuarios, el segundo millón llegó transcurridos 222 días y finalmente tan solo cuatro meses han tardado en conseguir esta última cifra de 3 millones de usuarios.

¿Y cómo ha llegado Evernote ha conseguir estas estupendas cifras? Pues aunque muchos no lo comprendan, siguiendo una estrategia cerrada la cual se me parece en mucho a la que sigue Apple con sus softwares. Evernote no le proporciona al usuario “tropecientasmil” opciones, que podrían, sino todo lo contrario, pocas y las que ellos consideran le serán útiles. Desde el minuto uno obligan al usuario a hacer las cosas de formas muy concretas, lo que al final se traduce en una buena experiencia de usuario.

¿Por qué unas empresas triunfan entonces y otras no?” La respuesta es clara: el secreto (junto a otro montón de factores más) radica en que la línea que la compañía le marque al usuario sea la correcta, tiene que ser fácil de seguir y que cubra las necesidades de la mayoría. Muchos tienen softwares cerrados, pero simplemente están mal diseñados y no son capaces a aprovechar las ventajas de poseer entornos de este tipo (un buen ejemplo de esto es Windows Vista).

Por supuesto lo entornos cerrados no son la panacea y de ellos derivan otros problemas, por ejemplo suelen ser un freno para la innovación y la expansión de los avances, pero si hablamos puramente de mercado, sinceramente creo que “lo abierto” tiene complicado competir contra “lo cerrado”, o solamente lo puede hacer en casos muy concretos y en entornos corporativos. No cuentan con el factor control y eso tiene ventajas pero también acarrea problemas.