Hoy día 17 de mayo de 2010 es el Día Mundial de Internet, fecha elegida por el Comité de Impulso del Día de Internet (constituido por más de 40 colectivos sociales) en la que países de todo el mundo organizan diversos eventos y actividades relacionadas con la red de redes, las telecomunicaciones y la sociedad e la información en general.

Hasta aquí todo bien. Independientemente de que a muchos lo de “los días de cualquier cosa” les parezca una soberana chorrada las actividades realizadas por el Día Mundial de Internet (la mayoría de ellas en España) son interesantes y variadas. Lo que que no me gusta un pelo es que este día también sea utilizado por empresas e instituciones públicas “para repartir demagogia” a diestra y siniestra. Me explico.

A lo largo del día de hoy diversos políticos españoles, entre ellos Sinde, han salido en la TV hablando sobre lo que aman Internet, y varias grandes empresas e instituciones públicas, como Telefónica o el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, han impulsado la celebración mediante el patrocinio de muchos de los actos que se realizaron. Es decir, que los mismos que se quieren cargar Internet como lo conocemos (el Gobierno con su absurda “Ley Sinde” y Telefónica con sus estúpidos planteamientos como cobrar a los buscadores) apoyan el Día de Internet y lo utilizan para lavarse la cara ante los ciudadanos y hacer ver que aquí no pasa nada, que aquí todos estamos en el mismo barco.

Pues de eso nada señores políticos y empresarios de telecomunicaciones, por mucho apoyo al Día de Internet y mucho discurso progre todos tenemos claro que la Internet que ustedes plantean para el futuro difiera completamente con lo que queremos ver hecho realidad los ciudadanos. De manera resumida y como puntos principales, los ciudadanos queremos:

  • Una Internet lo más protegida y segura posible, pero que siga siendo libre. Que no se utilice el pretexto de la lucha contra los delitos informáticos para vigilar con lupa la red de redes y todo lo que hacemos en ella.
  • También creemos que es imprescindible se garantice la universalidad de la banda ancha
  • La neutralidad de la red debe ser un principio garantizado por ley e inamovible. Internet ha llegado a ser lo que es hoy gracias a este principio fundamental
  • Exigimos la retirada inmediata de Canon y una reestructuración de las leyes de derechos de autor, las cuales deben existir, pero también tienen que amoldarse a los nuevos ecosistemas como Internet y no blindar modelos de negocio completamente obsoletos

Si el año próximo el día 17 de mayo las empresas e instituciones ya han apoyado de manera real los puntos anteriores (por desgracia lo dudo muchsísimo), entonces sí podremos decir que todos estamos en el mismo barcos. Pero hasta entonces, que nadie se crea los discursos que hoy estamos escuchando en los que se omite deliberadamente lo importante. Solamente son “chutes” de medias verdades con los que apaciguar a la plebe, mañana todos volverán a sus despachos y se pasarán por el arco del triunfo los cuatro puntos citados anteriormente y por lo tanto la opinión de millones de personas.

👇 Más en Hipertextual