Por el año 2006 la gente de Nintendo lanzó al mercado su videoconsola Wii, la cual rápidamente se convirtió en todo un éxito a pesar de las dudas que planearon sobre ella en un primer momento, debido en gran medida a la estrategia detrás de ella. Optaron por intentar convertir en jugadores a personas que se escapaban del “target” habitual, y lo consiguieron.

Pero ya se sabe que no todo es para siempre y mucho menos si hablamos de electrónica de consumo. Según los últimos datos “el fenómeno Wii” se está desinflando a marchar forzadas, los beneficios consolidados de Nintendo al concluir el año fiscal 2009 cayeron nada más y nada menos que un 36%, batacazo provocado en gran parte por el descenso en ventas de la Wii.

Entre abril de 2009 y marzo de 2010 la marca nipona vendió 20.5 millones de Wii, más o menos 5 millones menos que el año anterior. Además para el actual año fiscal Nintendo pronostica que las ventas de la Wii seguirán cayendo y se situarán en los 18 millones (esperan salvar los platos con las ventas de videojuegos para la DS y con la nueva 3DS).

A pesar de estos números la Wii sigue siendo la consola doméstica más vendida del mundo, pero los mismos apuntan a que quizás “el fenómeno Wii” está llegando poco a poco a su fin. ¿Conseguirá Nitendo frenar la caída de ventas de la Wii? ¿Es solamente un bache? ¿La Wii ya no es capaz a competir contra la PlayStation y la Xbox360? Pues no nos queda más que esperar a que pase el tiempo para obtener respuestas a esas preguntas. De lo que personalmente sí estoy seguro tras ver este descenso en picado es que el momento de gloria de la Wii ya ha pasado.