Ayer publiqué mi opinión sobre los servicios de geolocalización como Foursquare o Plazes. En el texto, señalé que (por lo menos en México), yo aún no le encontraba una utilidad determinante a este tipo de servicios. Me ha encantado leer los comentarios, con mucha sugerencias sobre la potencialidad de la herramienta. En el ánimo de continuar con la conversación, les pongo cuatro puntos muy interesantes que los lectores han sugerido:

1. Recomendaciones locales

Quizá sea el punto más obvio. Foursquare, por ejemplo, permite comentar sobre los sitios donde uno hace check-in, lo que crea una base de opiniones respecto a la calidad del lugar, precio, servicio, entre otros aspectos. Sin embargo, una de las sugerencias complementarias es el aprovechamiento a través de un servicio web que sea capaz de tomar nuestra ubicación para proveernos de una lista de servicios cercanos.

2. Úsese en caso de emergencia

La geolocalización podría convertirse en una de las herramientas más grandes de contra la inseguridad. Una especie de 'botón de pánico' que lance la geolocalización instantánea en caso de algun siniestro, terremoto, asalto o secuestro. Un lector apunta, por ejemplo, a una persona que pueda queda debajo de los escombros en un temblor. También podría servir para un desperfecto mecánico, un choque automovilístico, o un accidente vial.

3. Negocios móviles

¿Qué pasa con los negocios que no tienen una ubicación física fija? Aunque los negocios móviles no son tan comunes en México, la geolocalización presenta un área de oportunidad importantísima para este tipo de situaciones. Imaginen, por ejemplo, un restorán móvil que viaje por varios puntos de la ciudad; o una implementación en el transporte público (una utopía aquí), en la que podamos revisar en tiempo real cuál es su ruta y en qué zona se encuentra.

4. Puntos de inseguridad

Éste es uno de los más interesantes. No implica necesariamente publicar en qué lugar me encuentro en este instante, sino qué me ocurrió ahí. Imagina un servicio web para determinar puntos de inseguridad. Por ejemplo, poner que "en esta calle me han asaltado" o "en esta zona me robaron la computadora". Esta información no sólo es útil para determinar rutas, sino que también podría servir para llevar un estudio transversal sobre la delincuencia en una zona, o para evalúar la compra potencial de una casa en determinado lugar.

(Gracias especiales a Axotla, Marcos Penhos, Bolosurf, Javier González, y el resto que se tomaron la molestia en comentar la entrada anterior)