Hace poco les estuve hablado de la nueva beta de Google Chrome y el incremento de su rapidez que superó en un 35% a su versión anterior y en un 305% a su primer lanzamiento. Obviamente estos porcentajes lograron sorprender y la compañía además presentó estos logros con un video muy interesante que comparaba la velocidad de la red y la velocidad en la vida real.

Pero sabemos que la guerra de los navegadores es casi tan sanguinaria como la de Apple contra Adobe y ahora la gente de Opera salió a asegurar que la versión 10.5 de su software es el más rápido que hay actualmente en el mercado.

Philip Grønvold, el jefe de producto, aseguró que Opera no solamente supera notablemente a Safari, sino también a la nueva beta de Google Chrome: "Con la 10.5 podemos asegurar que tenemos el navegador más rápido".

La realidad es que estas diferencias de velocidades son prácticamente imperceptibles para el usuario final a la hora de cargar páginas ya que la diferencia suele ser mínima, pero sin duda es una forma que tienen las compañías para poder hacerse autobombo.

Si me preguntan a mí, yo hoy elijo Chrome no sólo por su velocidad a la hora de cargar páginas webs, sino también por el buen uso de memoria que posee, el minimalismo en su diseño y, más recientemente, la implementación de extensiones que anteriormente no tenía y razón por la cual muchas veces tenía que volver a Firefox.