Según un estudio realizado por la compañía de investigación de mercado Gartner la venta de smartphones ha subido en un 48% durante el último año con la venta de más de 54 millones de unidades.

RIM, fabricante de Blackberry se ha convertido en el cuarto fabricante con más móviles en todo el mundo. Android por su parte ya ha superado la cuota de mercado de Windows Mobile a nivel mundial, siguiendo un ritmo muy interesante en el desarrollo de su uso después de tener un mayor crecimiento que iPhone OS.

A nivel global, con teléfonos móviles tradicionales también se han aumentado las ventas a nivel mundial, concretamente un 17% con unas ventas que superan los 314 millones de unidades. Nokia sigue siendo la marca con más ventas de teléfonos móviles a nivel global, con una cuota del 35% pero que cae algo más de un punto. Gartner tiene previsto que el sector siga creciendo un 2% durante este año.

Los teléfonos móviles han estado evolucionando mucho durante los últimos años y cada vez cuentan con características muy interesantes, no solo nos permiten estar conectados en todo momento a la red, si no además poder ejecutar todo tipo de aplicaciones que permiten aumentar nuestra productividad (o no) con estos terminales, sin duda que este tipo de dispositivos inteligentes cada vez estarán más presente por las posibilidades que ofrece, son muy ligeros y fáciles de llevar.

Únicamente le veo un punto negro y es que contra más uso le damos, más exigimos a las baterías de los smartphones, sin duda este es un punto donde los fabricantes se tienen que centrar más para ofrecer una buena experiencia al usuario, una mayor durabilidad de la batería conlleva una mejor experiencia para el usuario al no sentirse obligado a estar atado para cargar su dispositivo. Hasta entonces, nos tendremos que acostumbrar a tener nuestro dispositivo cargado hasta los topes cuando salgamos, para no llevarnos sustos.

Via: CincoDias

👇 Más en Hipertextual