Los problemas de Facebook con la privacidad lejos de disminuir, aumentan. Se ha organizado una iniciativa para dejar de usar Facebook de forma masiva el día 31 de mayo. En el sitio web creado para esta iniciativa se puede ver en que puntos no está de acuerdo con la actual política de la red social, que básicamente son que haya decisiones justas y buenas intenciones. Por el momento se han unido algo más de 4000 personas, cifra que esta lejos de los más de 400 millones de usuarios que tiene actualmente.

Quizá el número de personas que se sumen a esta iniciativa aumente algo después de ver una conversación que se ha filtrado entre Mark Zuckerberg con un compañero de universidad.

Zuck: Así que si alguna vez necesitas info sobre alguien en Harvard pregúntame

Zuck: Tengo más de 4.000 emails, fotos, direcciones

“Amigo”: ¿Cómo los conseguiste?

Zuck: Ellos me los dieron.

Zuck: No me preguntes por qué.

Zuck: “Confían” en mí.

Zuck: Idiotas.

No ha habido confirmación de si se trata de una conversación real o no, pero en Facebook se han negado a hacer ningún tipo de declaración sobre esta supuesta conversación. Si se tratase de una conversación real sería muy preocupante por la forma en la que el capo puede llegar a tratar a los usuarios de su red social y sus datos. Pero en el caso de que no lo fuese, no resta menos grado a la preocupación que hay actualmente sobre la privacidad de la red social.

Varias organizaciones han reclamado a Facebook una mejora en la privacidad de los usuarios, recalando que se debe mejorar la configuración por defecto de la cuenta y un mayor control por parte de los usuarios a la hora de elegir que sucede con sus datos. Estás son algunas de las cosas que pide un grupo de protección dependiente de la Unión Europea, que incluso sugieren que en vez de usar nombres reales se usen pseudónimos.

Quizá el próximo día 31 de mayo no sean muchos los usuarios que se den de baja de Facebook, ahora mismo será una minoría, pero ese número puede aumentar si non cambian su forma de hacer las cosas. Están surgiendo alternativas muy interesantes y aunque ahora mismo pueda ser difícil pensar que gran parte los 400 millones de usuarios de la red social se marche, estás políticas pueden cansar a la gente y si bien no podrían obligarles a darse de baja, si a reducir su actividad dentro de la red social y cuidar mucho más que tipos de datos suben a esta.