Porque una microSIM es exactamente igual a una SIM, pero recortada. Si en tu país empiezan a vender iPads (o conseguiste uno) pero ninguna telefónica se pone las pilas vendiendo este nuevo tamaño de tarjetas, la revista Make ofrece una sencillísima guía para que lo hagas tu mismo.

El video está en inglés pero se explica por si mismo, no se necesita entender lo que Adam Flaherty (el autor) dice. Si dañas la tarjeta, debes ir a la oficina de la operadora y decir que la perdiste para que te la repongan.

Vía: Über Bin