Google I/O nos sigue trayendo muchas novedades y una de la tarde ha sido Google TV, que no se trata de una televisión propiamente dicha, si no de un sistema que nos permite acercar los contenidos de la red a nuestra televisión.

Como Google explica en el vídeo de presentación de Google TV nos encontramos con un problema cada vez más habitual: demasiados canales y horarios para seguir nuestras series favoritas, por lo que preferimos seguir los contenidos por Internet, eligiendo el momento del día en el que queramos disfrutar de estos contenidos.

Pero nos encontramos con el problema más con la pantalla de nuestros ordenadores, que puede ser más pequeña que la de una televisión de gran tamaño y un buen sistema de sonido que tengamos en nuestro salón. Lo que el la empresa del buscador propone es un sistema para llevar los contenidos de la red a nuestra televisión. La forma de hacerlo parece bastante sencilla, si por ejemplo buscamos un episodio de House el sistema nos ofrecerá varias posibilidades, como ver el capítulo que buscamos desde la página web de FOX o bien comprarlo en Amazon.

Con Google TV tenemos una televisión más inteligente, que no solo puede sugerirnos donde ver los contenidos que deseemos si no que además dotará a nuestra televisión de un acceso a Internet, por lo que en determinados momentos podremos hacer uso de esta para consultar la Wikipedia o actualizar nuestro estado en alguna red social. El corazón de Google TV está basado en Android, tendrá a Google Chrome como navegador y este llevará un plugin Flash, lo que permitirá ver los mismos contenidos multimedia que vemos desde nuestro ordenador.

Sony ya ha anunciado que lanzará televisiones con conexión a Internet y reproductores Blu-ray para este otoño, que tendrán incorporado Google TV. Por su parte Logitech lanzará un set-top box con mando a distancia y webcam para poder realizar videoconferencias desde nuestra televisión.

Quizá el punto más interesantes para las productoras de películas y series sea lo anteriormente comentado: poder comprar un capítulo por Amazon o cualquier otro servicio. Las productoras podrían ofrecer la posibilidad al espectador de tener todo el vídeo bajo demanda que quiera. Nosotros ganaríamos contenidos de alta calidad para verlos en el momento que queramos a un precio asequible (esperemos que lo sean) y las productoras tendrían un nuevo modelo de negocio que en el futuro les puede traer muchos beneficios. A mí me suena bastante bien, ojala cumple lo que promete.

Foto: Engadget

👇 Más en Hipertextual