Apple fanboys, MacHeads, estos son todos títulos otorgados a los usuarios que muestran una debilidad particular por todos los productos brillantes y con una manzana diseñados en Cupertino, especialmente aquellos que no temen vocalizar su preferencia. Este grupo no sólo fue ganando volumen sino también una connotación negativa, ya que muchas veces se los acusa de ser parciales a la hora de hablar de temas que puedan dejar al descubierto algún defecto del todopoderoso Mac.
A pesar de que pocas marcas han logrado este nivel de veneración entre sus consumidores, existen razones que me hacen creer que los usuarios de dispositivos con Android estarían tomando la antorcha en esto, quizás a niveles más escandalosos.

Todo empezó con un artículo acerca de las razones por las cuales el iPhone sigue siendo mi elección por sobre Android. En una comunidad como la de AppleWeblog, la lógica dictaría que las respuestas sean positivas en favor del teléfono de Apple, sin embargo fue la comunidad de Android la que primero saltó a defender su territorio, aun sin ser realmente atacados. ¿Les parece conocido este comportamiento? Sí, es una de las categorías típicamente atribuidas a los fanboys de Apple.

Pero sería injusto afirmar la existencia de DroidHeads basado sólo en esta hipótesis, por lo que les propongo la siguiente prueba: busquen un usuario de Android (ustedes mismos, si lo son) y le preguntan si están disconformes con la compra de su teléfono, y si lo cambiarían por un iPhone. La respuesta será negativa en la mayoría de los casos, ya que parte de la cultura del fanboy es defender y reafirmar su adquisición. No creo que todos estén ocultando deseos de cambiar su equipo, pero siempre resulta extraño ver tanto apego por un producto (como es el caso de los fanáticos de Apple).

Los fanáticos de Apple y los de Android también comparten su lealtad hacia un ideal, incluso más que frente al producto real. En el caso de los seguidores de la manzana, es el culto a la simpleza, el diseño y el «simplemente funciona», mientras que los androides hablan de la libertad, el anti-monopolio y el «poder al usuario».

Kevin Rose, el creador de Digg, a causa de la rotura de su iPhone decidió probar con un Droid Incredible. Según su experiencia, a pesar que en el apartado técnico el aparato es superior, no hay buenas aplicaciones disponibles, la interfaz se siente poco natural, etc. Pero lo interesante es el siguiente pensamiento que compartió: cree que todas las fallas son percibidas sólo por los ex-usuarios de iPhone, y no por quienes prueban Android por primera vez.

Estos puntos me llevan a concluir que mientras la plataforma Android se hace más popular, especialmente en teléfonos móviles, más personas que nunca pudieron o nunca quisieron tener un iPhone se incorporarán al bando contrario, y desde ahí descargaran sus frustraciones contra la plataforma táctil de Apple, en forma de «características superiores» del sistema de Google.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.