A muchos -el que les escribe entre todos ellos- nos cuesta acostumbrarnos a los rediseños de sitios que utilizamos mucho. En el último tiempo me sucedió con Facebook y ahora me pasó con Google que hizo uno de los cambios más grandes que tuvo el buscador desde su creación.

Pero como Google sabe perfectamente que algunos de sus usuarios no quieren seguir todos los cambios que hacen, también le permitieron poder usar su antiguo diseño sin la nueva barra que aparece en la izquierda y que, al menos en mi opinión, no suma nada demasiado relevante.

Lo único que tienes que hacer para seguir utilizando el viejo diseño es ingresar a la siguiente dirección:

http://www.google.com/webhp?hl=all

Eso sí, cuánto funcionará este truco no se sabe y dependemos de Google. Ya saben, tarde o temprano nos tendremos que acostumbrar.