No soy un demasiado viajero (aunque me encantaría) pero entre los pocos lugares que conocí en mi vida, tuve la suerte de estar París y, aunque suene trillado y repetitivo, me enamoré por completo de la ciudad. El idioma, la gente, los parques y todo lo que la conforman hacen que cualquiera se vaya del lugar habiendo deseado nacer o poder vivir allí un día.

Este corto con efectos especiales muestra la bella ciudad a través del lente de una Canon 7D Mark I y nos presenta a un robot sobre patines muy querible que nos llevará a recorrer el lugar. Fue una grabación creada por Benoît Millot que incluye animación en 3D y una música ideal de Electric President (la canción se llama "I'm Not The Lonely Son").

Vía: Boing Boing