Nuevo día y nuevo capítulo de la polémica “Apple-Flash-Adobe” iniciada por los de la manzana hace unos días cuando decidieron eliminar toda posibilidad de incluir en sus dispositivos (iPhone, iPod Touch e iPad) aplicaciones que se nutran de Flash.

Tras conocerse la medida varios han mostrado ya su rotunda disconformidad con la misma (como por ejemplo el evangelizador de Flash Lee Brimelow) y otros, como Greg Slepack, CEO de TaoEffect, decidieron hacerle llegar directamente sus quejas a Steve Jobs vía email, quien le ha contestado a un par de ellos.

De forma resumida Slepack se quejó de los nuevos términos y comentó que la mayoría de los desarrolladores también estaban en contra de los mismos, incluso algunos fans de la marca como John Gruber. Jobs contestó a este primer mail de manera escueta remitiendo a Slepack a una entrada publicada por Gruber en la que se posiciona a favor de Apple y el CEO de TaoEffect contestó otra vez diciendo que Apple no necesitó de este tipo de cláusulas para llegar hasta donde están y que solo hacen que “limitar la creatividad en sí misma”.

Finalmente Jobs envió respuesta a este segundo mail diciendo que:

Hemos pasado por eso antes, y las capas intermedias entre la plataforma y el desarrollador en última instancia producen aplicaciones de calidad inferior y obstaculizan el progreso de la plataforma.

Esta declaración de Jobs es otra prueba (que se suma a las apuntadas en este post) de que la decisión es puramente estratégica, algo con lo que consideran mejorarán su negocio y que nada tiene que ver con una supuesta “guerra” para hundir a Adobe como muchos se empeñan en sostener (argumento que carece de toda lógica). Si han acertado o no ya lo veremos.

Vía: AppleWeblog