En mi opinión uno de los fenómenos que contribuyó en gran manera a desatar toda la pasión por el 3D y el énfasis que se le está haciendo últimamente fue Avatar con su récords en taquilla y que ha lanzado a muchos fabricantes a anticipar la salida de sus televisiones 3D o incluso a fabricantes de videojuegos, que empezarán a estar disponibles este verano.

Y como no podía ser de otra manera, el 3D hace muy buenas migas con otro fenómeno de masas, el fútbol. Más de uno se dio cuenta de las posibilidades que tiene juntar las dos ideas y será el Mundial de Futbol de este verano en Sudáfrica donde tengamos la posibilidad de disfrutar el fútbol por primera vez en 3 dimensiones.

Van a ser 25 de los 64 partidos totales los que se van a emitir en 3D, incluidos el partido inagural y el de la final. La selección que más veces saldrá será Brasil, tres veces, España y Argentina como mínimo dos, si avanzan saldrán una tercera en la final, lo mismo con México, que saldrá al menos una vez, si continúa avanzando dos o tres.

El sistema usado será para las televisiones preparadas 3D con las mismas gafas que se usan en el cine, cada partido emitido en este formato requerirá un mínimo de 7 cámaras, y llegarán a un total de 26 países. Según los organizadores de la FIFA sólo unos pocos podrán llegar a este nuevo sistema, de manera parecida a lo que ocurrió en el mundial de México en 1970, cuando se pudieron ver por primera vez partidos a color.

Seguro que los que pueden sacar buena tajada con el sistema son los cines, en anteriores mundiales ya algunos ofrecían los partidos sólo por la ventaja de la pantalla grande, ahora pueden incentivarlo todavía más con el uso del 3D. Lo que no acaba de convencerme es como van a planteárselo para que exprimir el efecto tridimiensional, salvo secuencias de repeticiones, o cámaras personales de seguimiento de un jugador, yo creo que la clásica visión de los partidos de fútbol 'desde arriba' no es la mejor para aprovechar al máximo el 3D.

Foto: Redsct