[Last.fm](http://www.lastfm.es/) después de haber comenzado a [cobrar por su radio](http://alt1040.com/2009/03/lastfm-empieza-a-cobrar-por-el-servicio-de-radio-se-disparan-en-el-pie) en todo el mundo menos en Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña a principios del año pasado ahora anunció que [dejará de permitirles a sus usuarios poder escuchar canciones](http://blog.last.fm/2010/04/12/yes-it-does) individuales directamente en su sitio.

Desde ahora en adelante aquellas personas que quieran escuchar alguno de los temas podrán hacerlo los primeros 30 segundos y después hacer click en diferentes enlaces que los enviará a servicios externos como Spotify, The Hype Machine o VEVO con los que se realizaron acuerdos.

Por ahora fue solamente anunciado y está siendo probado en algunos países. En España y el resto de los lugares en los que está disponible lo harán con [Spotify](http://spotify.com/), en Estados Unidos con [MOG](http://mog.com/), [We7](http://we7.com/) en Reino Unido, [VEVO](http://vevo.com/) en Canadá y [The Hype Machine](http://hypem.com/) en el resto del mundo. Lo que es interesante es que por más que nos *vayamos* a escucharlo a otro lado el scrobbling se seguirá haciendo.

Los creadores explican que esto fue realizado para poder modificar la red social y enfocarla más en lo que a la recomendación de canciones se refiere. Esta movida como usuario no me parece para nada afortunada pero también me parece que el potencial de Last.fm está en poder guardar mis gustos musicales a través de los años con el *scrobbling* (que es lo que más me interesa de la red social). Mientras que mantengan esto seguirán teniendo éxito porque su importancia es a largo plazo. Saber qué escuchaba y cómo se fue modificando mi estilo musical a través del tiempo no tiene precio para alguien que ama la música.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.