Está clarísimo que Windows 7 es uno de los mejores productos que sacó Microsoft en los últimos tiempos y, como sabemos, si una compañía desarrolla algo que cumple con las expectativas de sus usuarios eso tendrá una repercusión, entre otras cosas, en sus ganancias.

Por ese motivo el nuevo sistema operativo de las ventanitas generó un crecimiento del 35% en las ganancias de la empresa si se lo compara con el mismo período del año pasado. Lamentablemente eso parece no haber alcanzado y las acciones en la bolsa de Microsoft siguen cayendo.

Lógicamente, con las buenas ventas que se venían anunciando la empresa esperaba que las acciones comenzaran a subir como en viejas épocas, pero eso no sucedió. Sea como sea, los beneficios fueron realmente importantes y entre enero y marzo de este año tuvieron ganaron 4.010 millones de dólares.

Si bien Windows 7 fue la frutilla del postre, desde Microsoft aseguraron que éste no fue el único producto que se vio beneficiado ya que informaron que Bing, y Xbox LIVE también tuvieron un importante crecimiento.

Este es un clarísimo ejemplo de lo que significa para una compañía presentar un buen producto. Prácticamente todos recibimos Windows 7 con las manos abiertas y, al menos en mi opinión, es el mejor sistema que presentaron hasta ahora. Sin duda el esfuerzo que hicieron desde Redmond tuvo sus frutos.