Señoras y señores, ya están aquí los dos nuevos dispositivos móviles de Microsoft que se esperaban desde hacía tiempo y que ayer se presentaron de manera oficial: el Kin One (apodado “el huevo”) y el Kin Two. ¿Y qué podemos decir de ellos? Pues primero voy con el hardware y luego con el resto de temas que los “hacen especiales”.

El Kin One es un terminal bastante pequeño con teclado QWERTY, una pantalla QVGA deslizable de 2,6 pulgadas y 320x240 píxeles de resolución, incorpora cámara de 5 megapíxeles con flash LED incluido (graba vídeo), 4GB de memoria interna (no ampliable) y en el apartado de conexiones encontramos que trae WiFi, Bluetooth, 3G y GPS.

Respecto al Kin Two podemos decir que es “el hermano mayor” del Kin One y como tal tiene todas las características del anterior pero ampliadas. Concretamente posee teclado QWERTY algo más grande que el de su hermano pequeño, pantalla multitáctil de 3,4 pulgadas y 480x320 píxeles de resolución, 8GB de memoria interna (no ampliable), cámara de 8 megapíxeles con flash LED y grabación de vídeo a 720p, dos altavoces estéreo y conexiones WiFi, Bluetooth, 3G y GPS.

Comentar, antes de meterme con lo que distingue a estos dos del resto, que ambos dispositivos corren lo que Microsoft ha bautizado como Windows Phone, que básicamente es un Windows Phone 7 modificado para la ocasión. Finalmente, como era de esperar, lo multimedia funciona en una interfaz Zune, el navegador es una versión de Internet Explorer y se lleva bien con Bing (mapas y búsquedas).

Hasta aquí nada sorprendente, dos cacharros con características aceptables pero de los que podemos encontrar muchos similares entre la competencia. La gracia tanto del Kit One como del Two es que por un lado están enfocados completamente en el tema de las redes sociales y por el otro tenemos que su simbiosis con “la nube” es total. Lo primero lo articulan añadiendo integración completa de manera nativa con las principales redes sociales del momento (Twitter, Facebook o MySpace) y mediante “el botón mágico verdeKin Spot que sirve para compartir contenido en dichas redes muy fácilmente. Sobre el segundo tema tenemos que los dos terminales se sincronizan automáticamente con el servicio en la nube asociado que se llama Kin Studio (tanto las imágenes como los vídeos se subirán automáticamente).

Sinceramente creo que estamos ante un movimiento inteligente por parte de Microsoft. Han decidido, al menos por el momento, no meterse en la guerra de terminales entre Apple, Google, HTC y otros, y apostar por algo muy concreto, público juvenil “siempre conectado”, lo que les ha permitido crear dos dispositivos con todo orientado a cubrir las necesidades de ese tipo de usuario.

Ahora bien, el punto que creo les puede causar problemas (en algunos sitios) es lo de depender tanto de “la nube”. Vale que estamos en la era de la redes sociales y el internet móvil, pero de ahí a que por narices tengamos que depender a tope de servicios en la nube... hay gente que todavía desconfía bastante de esta simbiosis y también está el tema de las coberturas, no siempre se dispone de cobertura de buena calidad o directamente nos quedamos sin ninguna.

¿Conclusión? Pues la verdad que no la tengo nada clara. Sí creo que Microsoft ha acertado en la estrategia, que ambos terminales son decentes, y lo más importante, que cumplen perfectamente con las expectativas del público al que están orientados. Lo que dudo es si funcionarán en todos los mercados, en Estados Unidos seguro, ¿pero en otros como España? Pues ya lo veremos, exactamente a partir de Mayo en EE.UU y de otoño en Europa que será cuando se comercializarán el Kin One y Two.