Hasta los momentos Intel no tiene mucha presencia en el segmento de procesadores para teléfonos celulares de última generación, un mercado donde brilla ARM con la arquitectura RISC. Han visto, al igual que otras compañías, que Android puede ser su salvación y han decidido portar el sistema operativo para teléfonos de Google para que funcione a la perfección en procesadores Atom.

En la primera conferencia celebrada en el foro de desarrolladores de Intel que tiene lugar estos días en Pekín, han anunciado el soporte completo para Android portando el sistema de Google a su línea de procesadores Atom para teléfonos celulares de nombre clave Moorestown. Esto podría hacer que Android se expandiera a también a Tablets y Netbooks que funcionaran bajo la tecnología de Intel.

Vía: PC World