Todos tenemos claro lo importante que es para las empresas dedicadas a la electrónica de consumo innovar constantemente, hay mucha competencia en el sector y ya se sabe que “*el que pega primero pega dos veces*”. ¿Seguro? pues no siempre, el refranero popular se equivoca con frecuencia y el que pega primero también tiene muchas opciones de darse el tortazo.

**Eso justamente le ha pasado a la gente de HP con su nuevo dispositivo [Compaq Airlife 100](http://gizmologia.com/tag/compaq-airlife-100)**, un “híbrido” entre ultraportátil y terminal móvil que nuestros compañeros de [Gizmología han probado de manera intensiva](http://gizmologia.com/2010/04/compaq-airlife-100-2) en estos últimos días. La conclusión a nivel general está clara: **el Compaq Airlife 100 deja muchísimo que desear**, un 4 sobre 10 de puntuación le dieron nuestros compañeros.

El primer gran fallo del Compaq Airlife 100 es correr Android, SO que no se lleva nada bien con cacharros que no sean móviles (a pesar de que en este caso es una versión modificada), y el segundo es meter pantalla táctil resistiva, que simplemente funciona mal y la cual además obligan a utilizar al usuario sí o sí (por ejemplo el *scroll* de documentos o webs se tiene que hacer por narices desde la pantalla). Pero el Airlife 100 es una basura por bastantes cosas más:

– No podemos instalar aplicaciones de la Android Market
– Los materiales utilizados en la fabricación son de baja calidad
– Precio excesivo
– Usabilidad más que deficiente
– Navegador web deficiente

Y dicho todo esto, confesar que me da autentica pena que HP la haya pifiado. Personalmente **tenía bastantes esperanzas puestas en este “híbrido”**, era algo innovador y atrevido que a priori pintaba bien, y que si funcionaba, significaría una nueva vuelta de tuerca en el campo de los *smartbooks* el cual tras el boom inicial se ha quedado parado (relativamente claro).

La siguiente cuestión a plantearse respecto a todo este tema, en la que seguramente muchos de los lectores están pensado también, es si el campo de los *smartbooks* ya ha tocado techo de manera definitiva y no da más de sí. **Todo parece apuntar a que el intenso reinado de este tipo de dispositivo está llegando a su fín** y solamente fueron un puente temporal hasta que llegaran otras cosas, y con otras cosas me estoy refiriendo a las *tablets*. Por supuesto, esta es mi humilde opinión y hay muchas más posibilidades, no quiero “*matar al smartbook*” prematuramente ni mucho menos. Quizás me equivoque de plano y estos dispositivos tarden muchos años en desaparecer del mercado, aunque su desaparición tampoco sería algo excepcional, así es el mundo de la electrónica de consumo, una año aparece algo nuevo que causa furor, y al siguiente la tendencia es apagada por otro tipo de producto.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.