Hay dos compañías en el mundo de la tecnología que, al menos en mi opinión, tienen las mejores campañas que hay dando vueltas: una es Apple con sus ya descontinuados Get a Mac y otra es Google.

Esta vez la sede de la compañía en Reino Unido del buscador presentó dos nuevas publicidades en las que se muestran los beneficios del que, para mí, es el mejor navegador que tenemos en la actualidad: Google Chrome.

En el primero de ellos se muestran las características más interesantes que tiene el navegador como la sincronización de favoritos o la posibilidad de instalarle extensiones. Mientras que en la segunda le dan relevancia a la traducción que se lanzó con las últimas versiones de la aplicación (sin salir de la web podemos modificar su idioma) y, como explicó uno de sus realizadores, lo que pretendieron es hacerles sentir a los usuarios "la magia de la traducción automática".

Ambas fueron creadas por la agencia Bartle Bogle Hegarty y no es la primera vez que Google se lanza a promocionar Chrome. Hace un año presentaron nada menos que 11 comerciales en los que se mostraban también por qué deberíamos elegir su software.

La realidad es que si bien los anuncios me parecieron obras maestras (sobre todo el de la traducción) también es cierto que estas dos características ya las tienen otros navegadores hace muchísimo tiempo. Pero evidentemente lo que quisieron hacer los de Google es justamente mostrarle a sus potenciales usuarios que ellos también las adoptaron y que ahora pueden pasarse sin perder nada (anteriormente sin las extensiones Chrome era inservible para muchos).