La pregunta que forma el título del post en cuestión se la hizo Neil Fraser, un ingeniero de software que trabaja en Google, y él, como probablemente la mayoría de nosotros hubiera hecho, no ingresó a internet a buscar la respuesta, sino que creó una centrifugadora para poder responder esta pregunta.

Como pueden ver en el experimento, lo que hizo fue poner un Nexus One para poder medir la Fuerza G a través del acelerómetro, una lámpara de lava y una cámara que se encargaría de grabar todo el procedimiento y determinar funcionaría en un lugar con diferente gravedad.

Además del video que acompaña la entrada, en su sitio también hay otros que se pueden descargar así como una serie de fotografías de la centrifugadora.