Durante el día de ayer tuvo lugar, como la mayoría sabrá ya a estas alturas, la conferencia de Facebook para desarrolladores y empresas f8 capitaneada por el mismo Mark Zuckerberg, quien entre otras cosas dejó claro cual es el nuevo objetivo prioritario de la red social (que desde hace tiempo ya se adivinaba en el horizonte): socializar la red siendo Facebook el “centro regulador” de ese cambio.

¿Y cómo piensa hacer eso? Pues la clave está en la nueva API Open Graph, la herramienta que Facebook pone a disposición de los desarrolladores web para que estos puedan integrar en sus sitios utilidades propias de la red social, y lo más importante, centralizar la actividad de los usuarios en sitios de terceros, alentada por ellos mismos vía las herramientas que seguidamente veréis, y distribuirla por la web.

A este respecto varios plugins y widgets se van a presentar ya mismo. Tenemos el “Like Buttont" (botón “me gusta”) que si yo por ejemplo me encuentro en una peli de IMDB podré picar para acto seguido aparecer este movimiento en mi perfil de Facebook junto con enlace hacia la web. También está Recommendations (recomendaciones), opción que muestra dentro de una página lista de contenidos que nos pueden interesar obtenidos a partir de las interacciones que nuestros amigos de Facebook ya hayan hecho en dicha web.

Más cosas, por ejemplo Activity Stream (stream de actividad) widget que “imprime” la actividad que mis amigos de Facebook han realizado (tu amigo juanito marcó como “me gusta” esta canción), o la Social Bar (barra social), una barra que cualquiera podrá insertar en la parte inferior en la que se concentra todo lo anterior más alguna cosa nueva (chat de Facebook, hacer “me gusta”, ver actividad de mis amigos etc).

Varias conclusiones interesantes podemos sacar de todos estos movimientos. Por un lado vemos que Facebook cambia radicalmente de estrategia, pasan de perseguir el aislamiento a intentar ser el motor social de toda la web, y por el otro, si la jugada les sale bien, conseguirán aumentar en mucho la información que tienen de los usuarios, su visibilidad y finalmente tráfico, siendo lo primero lo más interesante/importante. Finalmente queda pendiente lo de siempre, el tema de la privacidad. Tenemos que Facebook va a intentar conseguir y centralizar información sobre nuestros gustos y conexiones sociales para luego distribuirlos por la web.

Ahora bien, esto son las intenciones, si funcionará o no ya lo veremos. De primeras necesitan que los sitios de Internet adopten sus herramientas y de segundas que los usuarios las utilicen. Por ejemplo Facebook Connect fue el primer paso en esta nueva línea y ha resultado ser un fiasco, pero bueno, pronto se desvelará el misterio.