Tal vez no estuvo disponible para "los civiles" y accesibles para la producción cinematográfica (y eso que están acostumbrados a pagar grandes cantidades de dinero por equipo para hacer películas) pero las cámaras capaces de grabar video a 500 cuadros por segundo ya estaban disponibles para el gobierno estadounidense en 1969 cuando se hizo el lanzamiento del Apollo 11.

La secuencias fue grabada usando una cámara E-8. Es un transfer de 16mm a un tamaño y formato de alta definición. La extensión total del clip, 8 minutos, representan los primeros 30 segundos del lanzamiento, en cámara lenta.

Vía: @mpastrana