Buzz fue presentado por Google como si se tratara de un servicio que nos permitiría comunicarnos de una manera grandiosa con todos nuestros conocidos. La realidad fue otra y es que la red social dejó muchísimo que desear, no mostró nada nuevo y quedó en el olvido de la mayoría de los usuarios. Lo lamento por el buscador, pero sabemos que si un servicio no tiene el éxito que necesita en un principio, no lo tendrá nunca.

Ahora un nuevo reporte de una compañía llamada PostRank desveló que el 89.04% de los contenidos que aparece en el servicio son automatizados: El 62.57% viene desde Twitter y el 26.47% desde RSS.

Hay algo que es claro, la propuesta de Buzz no fue clara y los usuarios no llegaron a comprenderlo en un principio. Si bien me parece que está bien desarrollado para crear conversación, también me parece que les faltó tener un objetivo claro y lo lanzaron apresuradamente. Todo eso sin contar los problemas de privacidad que tuvieron.

Hay algo que es obvio. ¿Para qué voy a entrar a un lugar si lo único que hacen sus usuarios es republicar lo que ya publicaron en otros servicios en los que ya los sigo? No tiene ningún sentido ni siquiera ingresar porque sé que voy a ver lo mismo que ya vi.

Vía: ReadWriteWeb