Dentro de la red de redes, como bien sabemos y alguno habrá comprobado en sus carnes, también pululan muchos delincuentes que han encontrado en Internet el canal idóneo para estafar a miles de personas. Existen multitud de técnicas diferentes para conseguirlo y de un tiempo a esta parte una nueva se empieza a consolidar: la basada en fórmulas inspiradas por las estrategias antipiratería y en el miedo infundido por las mismas en muchos usuarios de BitTorretn**.

El último caso de este tipo ha sido [descubierto por la gente de TorrentFreak](http://torrentfreak.com/malware-extort-cash-from-bittorrent-users-100411/) quienes han dado con una supuesta firma de abogados, [ICCP Foundation](http://www.icpp-online.com/), que se encarga de luchar contra las infracciones de derechos de autor en la red, aunque en realidad se trata de una estafa en línea orientada a usuarios de BitTorrent, bastante bien montada por cierto.

La estafa funciona tal que así. El usuario es infectado por un *malware* ([iqmanager.exe](http://www.latest-virus.com/tag/what-is-iqmanagerexe)) el cual escanea su ordenador en busca de archivos *.torrent*. Una vez los detecta suelta pantalla de alerta en la que se le indica al usuario que está infringiendo derechos de autor para seguidamente ser enviado a la página de ICCP Foundation. En el sitio de esta supuesta firma de abogados se advierte al usuario de que le pueden caer penas de hasta 5 años de prisión y multas desorbitadas por los delitos cometidos. Finalmente ICCP Foundation le propone a la víctima bien acudir a los tribunales o bien **terminar con todo amistosamente pagando alrededor de 400 dólares**.

Seguramente muchos, al igual que servidor, no estén nada sorprendidos. La *industria del copyright* y sus acólitos han sido los artífices de meterle el miedo en el cuerpo a muchos usuarios de redes P2P, utilizando para ello toda clase de estratagemas **algunas muy similares al *malware* que nos ocupa**. Era cuestión de tiempo que “*los chicos malos*” explotaran ese miedo infundado en muchos y crearan técnicas inspiradas en las estrategias utilizadas habitualmente por la industria y afines para sus propios fines (estafar vamos). ¿Conclusión? Pues la de siempre pero con añadidos: las medidas tomadas por la industria no valen para nada y no solamente eso sino que **además han dado lugar a nuevas estrategias de estafa *online***. Bravo RIAA, MPAA, SGAE, Warner, Sony y demás.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.